Mensaje navideño METATRÓN «El milagro de la navidad»

Mensaje navideño METATRÓN «El milagro de la navidad»

Canalizado por Verónica Fernández

22 diciembre 2020

Amados hijos en la luz.

Yo, Metatrón de la luz divina, vengo una vez más a vosotros.

En este caso, para hablar del milagro de la navidad. Del milagro del amor. Del milagro de esa tradición tan instaurada en algunas culturas y religiones.

El amor de Dios, amados seres, os acompaña cada día del año. Cada fecha es especial. Cada fecha es NAVIDAD para Dios.

Pues su energía creadora no distingue de festividades ni de fechas específicas marcadas en un antiguo calendario.

Dios os acompaña a cada paso del camino.

Pues Dios es la energía que os permite sustentaros de forma material y etérea en esta tierra.

Dios está vosotros y vosotros sois parte de Dios.

No hay lo uno sin lo otro.

No debéis honrarlo como si fuese una entidad externa que venerar. Él no necesita adulaciones. No las reconoce. Pues no las necesita.

Eso es una característica humana tridimensional. Al igual que ocurre con muchas figuras que habéis elegido adular, incondicionalmente. Aun cuando lo que representan no significa realmente nada para vosotros.

Olvidaros de toda esa parafernalia. No es necesaria.

Simplemente necesitáis sentir el calor de vuestra propia alma en el corazón. Pues es ahí, donde realmente reside Dios.

Dios es el calor que te impulsa a amar al prójimo con fervor. Es el que mueve tus impulsos por hacer el bien a tu alrededor.

Es quien pone palabras de bondad en tus labios, a la espera de que las pronuncies.

Es quien puso el brillo resplandeciente de las estrellas sobre tu cabeza, para que recordases tu procedencia divina y estelar. Para que el cosmos regentase tu bello núcleo y te acogiese en su gracia divina.

Respira hondo y profundo amado ser. Respira el aire de vida, que da aliento a tu cuerpo.

Un cuerpo sagrado, pues lo que reside en su interior es pura luz.

Olvida las adulaciones. Si debes honrar a alguien, ese alguien eres tú.

Honrarte a ti, es honrar a Dios.

Honrar a los demás, es honrar a Dios.

Honrar la tierra que te sostiene, es honrar a Dios.

Pues él forma parte de todo, y tú formas parte de él.

Es por ello que al agradecer y bendecir con gratitud cada suceso que acontezca en tu vida. Estás honrándote a Dios y a ti.

Siente la magia de la creación y expande esa magnífica vibración a todo tu alrededor.

Olvídate de falsos dioses y mitos. Olvídate de innecesarios rituales establecidos.

Hónrate a ti.

Honra la creación que te rodea.

Honra cada paso que den tus benditos pies. Pues en el polvo del camino, Dios manifestará su verdad.

Para que encuentres tu propia luz, y esta te guíe hacia el rumbo adecuado. Hacia el destino previsto.

Para que crezcas y engrandezcas el fulgor de tu espíritu.

 

Y así es amados.

 

Así es

 

Feliz navidad queridos

Feliz día del AMOR

 

Hoy y siempre

¡Deja tus impresiones sobre esta lectura!

1 Comentario

  1. Rosa

    Que hermoso Verónica…que Dios bendiga tu vida y tu hermosa familia.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canalizado por Verónica Fernández

búscame en las redes sociales

Suscríbete

Suscríbete

Mantente conectado con este flujo de herramientas y conocimientos. Serán muy útiles para vivir de forma más feliz y consciente.

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Calendario de entradas

agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Próximamente en Granada

Subscribe

Busca por categorias

Pin It on Pinterest

Share This